CAMINO A LA ESPERANZA

La pandemia de Covid-19 “se cruzó” en nuestro caminar, convirtiéndose en un camino complejo y desconocido, generando en nosotros/as mismos/as una diversidad de pensamientos, emociones y sentimientos que nos hicieron contactar con nuestra vulnerabilidad humana.

Este nuevo caminar, como seres frágiles, nos invita a aprender nuevas formas de caminar y explorar este camino incierto, posibilitándonos a reconocernos y de repensarnos, de forma distinta, una forma que nos invita a sentirnos en común unidad, es decir, a vernos en un caminar acompañados/as por la presencia y dignidad de cada ser que coexiste con nosotros/as, aprendiendo a dar nuevos pasos que abren camino a la esperanza.

En Vocaciones y Juventudes Jesuitas México, hemos diseñado una propuesta de acompañamiento fraternal, poniendo a su disposición el material: “Camino a la Esperanza”, integrado por 3 fichas, que nos invitan a ver, juzgar y actuar este nuevo caminar en nuestras vidas. A continuación, se explica brevemente la invitación que presentan cada una de estas tres fichas para explorar paso a paso este nuevo camino:

PRIMERA PARTE

 

1.Esperanza en Tiempos de Crisis

Esta ficha nos recuerda la buena noticia que nos regaló el Domingo de Resurrección: en todas las situaciones oscuras o dolorosas, hay salida. Hasta el simple hecho de que hoy estés vivo/a es una nueva oportunidad de sentirte con las personas que te rodean. Jesús dispuso cada minuto de su vida en un continuo acto de servicio. Ese es el secreto de su triunfo. Posibilitó que de su muerte brotara en seguida la Resurrección. De la entrega total brota la Fe y la Esperanza; aliadas de vida que en su conjunto nos invitan a actuar.

Para dejar brotar, es decir, resucitar, es fundamental contactar con nuestras raíces: transformarnos de adentro hacia fuera. Reconocer que en nosotros/as habita un jardín interno que puede estar hecho un caos, que puede estar repleto de espinas o de piedras en el caminar o puede estar apenas floreciendo; nos posibilita a descalzarnos, pisar nuestro jardín y emprender este caminar con responsabilidad, con esperanza y Fe de encontrar sentido en nuestro actuar.

2.¿Cómo Caminar con Esperanza en Tiempos de Crisis?

Esta ficha nos invita a hacer visible la oportunidad de reconocer y aceptar el sufrimiento, dolor, miedo, etc., que cada uno/a siente de acuerdo con su historia y situación que está viviendo, validando nuestra fragilidad, posibilitándonos a encontrar sentido, es decir, elegir cómo vivir las actuales adversidades a las cuáles nos enfrentamos.

No tenemos el poder de controlar o cambiar cualquier situación que se nos aparezca en el camino, pero sí podemos elegir nuestra actitud frente a cada situación. Siempre hay posibilidad de cambiar y de transformarnos de manera interna, y cabe mencionar, que este proceso también tiene una razón de ser, la cual es crecer en amor. Este amor es el que realmente le da sentido a nuestra vida, al llevarnos a servir y a co-construir vida con los otros/as.

3. Esperanza Cristiana en Tiempos de Crisis

Esta última ficha propone este nuevo rumbo en nuestras vidas, como la posibilidad de dar pasos basados en el cuidado, la gentileza y la solidaridad. Que en este nuevo caminar nos permitamos caminar con Fe y Esperanza para mirarnos de forma distinta, una forma que nos posibilite a encontrar frutos en nuestro actuar, en nuestras relaciones, en nuestro aquí y ahora, con la finalidad de compartirlos con cada ser que nos rodea. Que cada paso que demos de ahora en adelante, sea desde el amar y servir, por y para los/las demás.

 

SEGUNDA PARTE

 

Propuesta metodológica para el desarrollo de las fichas “Camino a la Esperanza, Segunda Parte”

¡Continuemos juntos/as este caminar! Con las 3 fichas que integran “Camino a la Esperanza Primera Parte” comenzamos a contactar con nuestra esperanza, reconociendo nuestra vulnerabilidad como seres humanos, reconociendo nuestros derechos de sentir, de validar, de expresar y de aceptar cualquier sensación, emoción y pensamiento que acompañe nuestro caminar.

Comenzamos a hacer visible nuestro jardín interno, tocando nuestras raíces para poder reconocernos en nuestras limitaciones: qué podemos y qué no podemos controlar, y con ello, sabernos necesitados los unos de los otros, con la capacidad, la necesidad y el derecho de pedir ayuda para poder acompañarnos en este caminar.


Ahora, toca: ¡Construir una nueva realidad que nos permita compartir nuestra esperanza! En Vocaciones y Juventudes Jesuitas México, decidimos continuar acompañándoles con “Camino a la Esperanza Segunda Parte”, poniendo a su disposición este material integrado por 4 fichas más, que nos invitan a construir dicha realidad a partir de una propuesta metodológica que consiste en: ver, juzgar y actuar.

4. ¿Cómo se construye la esperanza?

Últimamente nos hemos encontrado con mensajes repetitivos sobre cómo afrontar y cómo adaptarnos a una nueva normalidad; pero, ¿qué implica una nueva normalidad? Esta ficha nos invita a contactar con una actitud de esfuerzo, voluntad y amor en fraternidad, para superar las fronteras previas a la normalidad y comenzar a construir una realidad distinta para y con cada ser que nos rodea.

5. ¿Cómo crear nuevas formas de cercanía?

La crisis de Covid-19 se ha vuelto parte de nuestra historia, una historia distinta, que nadie esperaba escribir, ni siquiera imaginar en su libro de vida. Esta nueva historia: la pandemia, causo grietas que dejaron entrar luz a espacios que nos eran indiferentes o ajenos a nuestras vidas. Esta ficha nos invita a reflexionar sobre nuestro aquí y ahora, aprendiendo a reconocernos desde la solidaridad, para crear nuevos gestos sinceros de cercanía que posibiliten la unión fraternal y nuevos vínculos afectivos.

6. ¿Cómo expresar el amor?

Siempre hemos escuchado la frase El amor es la fuerza más poderosa del mundo, y tiene razón; aunque pocas veces nos hemos puesto a analizar con detenimiento qué es el amor en nuestras vidas y como lo expresamos a los demás. Esta ficha quiere ser un instrumento que guie la reflexión sobre la importancia que el amor tiene en esta realidad, y ofrece una forma práctica de como ejercitar compasión y misericordia en tiempos en donde es una necesidad hacerlo. Seamos y demos siempre AMOR.

7. ¿Cómo contagiar la esperanza?

Durante el desarrollo de estas fichas hemos reflexionado sobre la importancia y beneficios que tiene la virtud de la esperanza en nuestras vidas, y más en tiempos donde la crisis y la incertidumbre han impactado en nuestro día día. Está ficha, quiere ser una fuente de inspiración para motivar, a quien la realice, a compartir y testimoniar lo que la ESPERANZA ha dejado en sus vidas.

Seamos personas dispuestas a co-crear y abrir espacios de salvación, como menciona el Papa Francisco: “seamos células de regeneración, capaces de restituir la savia a aquello que parecía perdido para siempre”. Cuando el cielo está completamente nublado, es una bendición saber que existen personas que saben hablar y compartir la esperanza, teniendo la plena confianza en que el sol saldrá de nuevo.