gracias a un pacto con Juan Domingo Perón, mientras que los partidos Peronista y Comunista se encontraban proscriptos por el régimen de la Revolución Libertadora.