En Venezuela se produce una insurrección militar, conocida como El Porteñazo, en la base naval de Puerto Cabello con un saldo de más de 400 muertos y 700 heridos.