En el basural de la ciudad de José León Suárez (Gran Buenos Aires), policías con armas cortas ―bajo órdenes del dictador Pedro Eugenio Aramburu― fusilan a civiles y militares peronistas que se levantaron contra la dictadura