El general Augusto Pinochet perpetra un golpe de estado y bombardea el Palacio de la Moneda, donde fallece el entonces presidente Salvador Allende. Pinochet gobernará el país durante 17 años de forma dictatorial, cometiendo numerosas violaciones a los Derechos humanos.