En El Salvador se perpetra un golpe de estado contra el general Salvador Castaneda Castro, quien deseaba reelegirse.