El presidente constitucional Jacobo Arbenz Guzmán es derrocado por un golpe de Estado.