Adolf Hitler se suicida con su esposa Eva Braun un día antes de la llegada de las tropas soviéticas a su búnker.