En Perú, el general Manuel Odría realiza un golpe de Estado prooligárquico y derroca el presidente constitucional José Luis Bustamante y Rivero, luego de esto implanta una dictadura de ocho años.