Los demás miembros del equipo periodístico filman el asesinato. Estados Unidos retira su apoyo a la dictadura somocista, precipitando la victoria de los rebeldes sandinistas.