En Santiago de Chile, los carabineros reprimen una manifestación ―con motivo del alza del valor del transporte colectivo en 20 centavos de peso (una «chaucha»)― dejando un saldo de varios muertos.