La Unión Soviética pone en órbita el ‘Sputnik’, el primer satélite artificial de la Tierra.