Meses después, el 2 de agosto, el presidente Berreta muere y asume en su lugar Luis Batlle Berres, iniciándose el periodo conocido como “neobatllismo”.